Niños y Mascotas

Niños con mascotas: la clave para un buen desarrollo emocional

La relación entre niños y mascotas es quizás la más beneficiosa. ¿Dos motivos que reúnan por qué? Seguridad y estabilidad como el aprendizaje más valioso. Entre juegos y una gran conexión, la felicidad que se desarrolla, la falta de temor a ser juzgado por otros y el cariño más incondicional son sólo algunos de los aspectos, que tanto nos emocionan de estos amigos que son para toda la vida.

Tener animales en casa desde pequeños es descubrir la pureza y el amor a temprana edad.

Ellos son los mejores compañeros de juegos. Sin embargo, no sólo son importantísimos para las horas de correr y reír. Su presencia también fortalece nuestro desarrollo como individuos. Es decir, nos ayudan con cómo enfrentamos la vida.

Pediatric Research, revista mensual y oficial de la American Pediatric Society, realizó una investigación que ratifica todos estos beneficios que ya imaginábamos. Su estudio explica que niños entre dos y cinco años crecen con mejores habilidades sociales y emocionales.

Hayley Chistian, profesor de la Universidad de Australia Occidental (UWA), fue la encargada de evaluar 1.646 hogares. Edad, hábitos para dormir, nivel de educación en el hogar y frecuencia del paseo de las mascotas fueron algunos de aspectos que se tomaron en consideración. Adicional, lo más importante fue conocer si el niño era o no… el dueño del animal. 

El descubrimiento, por verlo de una forma, está en la posibilidad de lograr vidas más sanas. Ser comunidades con mayor responsabilidad, estabilidad, autoestima y empatía, como lo descubrió Christian y otros investigadores consultados. 

Contenido de esta entrada

Cuatro beneficios que aportan las mascotas a los niños

Mejores relaciones sociales

El hecho de que un niño tenga una mascota en casa ya incide o tiene efecto en sus habilidades sociales. Un primer motivo puede ser lo fácil que es empatizar con otros de su edad cuando llega a algún lugar con su perro, gato o canario, y se le acercan por curiosidad, comenzando así una interacción inmediata. Una segunda razón podría ser el fortalecimiento de la confianza y la seguridad que le genera el vínculo

Un vistazo más exacto nos lo da el hallazgo de Pediatric Research. Sus resultados fueron que aquellos con mascotas tienen menos posibilidades de desarrollar comportamientos asociales en 30%, y 40% restante tiene menos probabilidad de enfrentar dificultades al momento socializar con otros pequeños de la misma edad 

Aumento de autoestima

La construcción de la autoestima empieza desde los primeros años de nuestras vidas. Nuestras conexiones, vínculos, lo que escuchamos, todo tiene algo que ver con cómo nos percibimos y los niveles de aprobación externa que necesitamos. Asimismo, encontrar herramientas u opciones que nos enseñen a sentirnos mejor es un descubrimiento increíble. 

El impacto positivo de mascotas en la autoestima fue investigado por la Universidad de Liverpool y se publicó en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública. Rebecca Purewal, quien fue su autora principal, habla de que las edades cruciales para generar estos resultados positivos son entre menores de 6 años. Del mismo modo, también incluyó a adolescentes y preadolescentes entre 10 años o más. 

Dentro de su investigación, enfatizó que las mascotas representan apoyo psicológico. En primer lugar, porque fortalece el cómo se sienten, seguido de la imagen positiva que se construyen de sí mismos. 

También agrega que los perros y gatos son los mejores para cumplir este rol, porque su interacción es mucho más recíproca. 

Elevada empatía y amabilidad

Ser mejores compañeros, amigos e hijos empieza por ser considerados. La amabilidad y la empatía se aprenden. En este caso, el estudio del profesor Hayley Christian asegura que 34% del grupo evaluado se inclina a conductas sociales más positivas o idóneas. Ejemplo de ellas son la empatía, la compasión y la disposición de compartir. 

Algo que le sorprendió al investigador fue que, más allá de la tenencia, la simple presencia de la mascota en los hogares resultaba en desarrollos más sanos. Si el caso entonces era que jugaban con ellos más de tres veces a la semana, el número aumentaba a 74% al comparar la empatía entre los que lo hacían y los que no. 

Incremento de la responsabilidad 

La responsabilidad que se genera es otro punto positivo. En varios informes, se explica que es una manera excelente de que los jóvenes tomen conciencia de lo que deben o no hacer. Entre la comida, el agua o la necesidad de pasearlos se reúnen algunas de las actividades cruciales. Actividades que no pueden dejar de hacerse y se convierten en obligaciones que hacen con amor, porque es el cuidado de su propia mascota. 

Su capacidad para estar pendientes de otro ser vivo aumenta. Ya no se trata sólo de ellos mismos y aprenden a pensar en otros. Además, aseguran que al tenerlos también hay menos posibilidades de celos en caso de un nuevo hermano en camino. 

Niños y Mascotas

Niños y Mascotas: Una combinación ideal

Niños y mascotas son un grupo ideal hasta los momentos. Sin embargo, todavía podríamos señalar mucho más. La investigación de la Universidad de Liverpool, por ejemplo, hace énfasis en que estas relaciones nos hacen menos solitarios.

Una duda que suele surgir es si los tipos de animales o razas deben ser tomados en consideración, pero ciertamente, la respuesta es no; la veterinaria Sonia Sáez explica que se trata de una creencia falsa. El motivo es que el carácter del animal es lo que de verdad importa. Lo relacionado que esté con los niños, el trato que se le haya dado en el hogar, su entrenamiento o el amor que haya recibido. 

Como en todos los casos, un animal que haya sido maltratado no estará preparado para estar cerca de un niño al principio. Al menos, no hasta fortalecer su confianza y enseñarle. Ejemplo, un perro adoptado sigue siendo opción, mientras estemos dispuestos a aprender cómo cuidar a un perro correctamente. 

El desarrollo emocional que dan los animales incluye la seguridad, el aprender a ser más intuitivos y entender mejor la comunicación no verbal. Del mismo modo, ayuda a que los pequeños comprendan los procesos de la vida y sus ciclos, como son los casos del “milagro de nacer” y la muerte. Así no queramos, vivimos toda la vida de nuestras mascotas, pero ellos no toda la nuestra. Verlos morir es parte del proceso de quererlos y ser sus amigos. 

Otros aspectos positivos se ven vinculados a que la convivencia con gatos o perros nos puede derivar un mejor sistema inmunológico y existe menor posibilidad de desarrollar alergias.

¿Las Mascotas sólo ayudan a los niños?

Los beneficios de las mascotas no se limitan a los niños. Se extiende a toda la familia. Las relaciones se hacen bidireccionales. Los cuidados no sólo vienen del “dueño”, sino también del animal, que además pasa a ser un miembro más del hogar en el que está. Edward O. Wilson, biólogo y entomólogo estadounidense, habla de conexiones innatas. 

El cariño y el amor del que hablamos son su reflejo. Su presencia en nuestras vidas es una especie de regalo por el bienestar que nos generan. El científico explica que al estar con ellos nos sentimos felices, porque se trata de una respuesta de nuestro cerebro. Esto sucede porque estamos segregando una hormona llamada oxitocina, que es aquella responsable de nuestra felicidad porque disminuye nuestros niveles de estrés. 

Estar con nuestras mascotas significa sentirnos mejor. Acariciarlos es desestresarnos. Pasearlos es tener una breve rutina de ejercicio. Jugar con ellos es estar activos. Llevarlos a espacios diferentes para animales es socializar. Tenerlos es nunca estar solos. 

cómo cuidar a un perro

Mascotas en Pandemia

La revista de National Geographic expuso que, según PetPoint, la adopción aumentó en 8% durante el confinamiento. Como una manera de disminuir el estrés entre los niños o cualquier persona en general, se ha buscado su compañía por el bienestar que generan. 

Como se esperaba, la ayuda y alivio fue positiva. Eso revelaron investigadores en España, Israel y el Reino Unido. No obstante, los dueños de mascotas que fueron contactados hablaron también de su preocupación por los efectos adversos del encierro.

Señalados como “datos preocupantes” en la investigación, se teme por el bienestar de los animales. Algunas de las actitudes son signos de estrés, miedo a ruidos, incremento de ladridos o ansiedad al estar solos. Antes, explicamos los beneficios que tienen en los niños y resto de la familia. Asimismo, debemos comprender que ellos también tienen emociones. Nos sienten y absorben lo que sentimos. 

Al comparar todas las encuestas, concluyen que el estudio también muestra cambios positivos. Estar más tiempo en casa o al menos volver a la hora del almuerzo es algo que recomiendan mantener. También pasearlos con mayor regularidad para que no se sientan encerrados. Mejorar su calidad de vida y estar más con ellos. 


Amarlos y cuidarlos va más allá de tenerlos, también hay  protegerlos por lo que nos aportan y significan, además de prevenir todo lo que les pueda pasar , infórmate sobre el seguro de mascotas Adeslas.

  • Fallecimiento por accidente: hasta 1.000 € de capital​.
  • Robo: hasta 800 € de capital.
  • Responsabilidad civil: hasta 200.000 € de capital.
  • Sin periodo de carencia.
  • Todas las Coberturas de la modalidad Básica.
  • Fallecimiento por enfermedad: hasta 1.000 € de capital.
  • Asistencia veterinaria.
    • Un amplio cuadro veterinario de más de 300 clínicas veterinarias con cobertura a nivel nacional.
    • Consultas veterinarias sin límites.
    • Revisiones y vacunación de la rabia gratuitas (excepto tasas oficiales).
    • ​Precios reducidos en el resto de servicios: castración, limpiezas de boca, etc.
  • Y muy importante: sin periodo de carencia, salvo garantía de fallecimiento por enfermedad que se aplicará carencia de 6 meses.

Contrata Fácilmente Seguro de Mascotas SegurCaixa Adeslas

Contrata en una llamada, sin papeleo ni cuestionario médico. Más información sobre seguro para mascotas

Ir arriba
Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario.    Más información
Privacidad